La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la e-Health como “El empleo de información y tecnologías de comunicación para un mejor control de la salud. Por ejemplo, para el tratamiento de determinados pacientes, fomentar la investigación, crear herramientas para la educación de estudiantes, hacer screening en diversas enfermedades, para la supervisión de la salud pública”.

Según un estudio del Departamento de la Salud Pública Británico, el buen uso de eHealth, produjo una reducción del 45% en los índices de mortalidad de los pacientes con diabetes y en aquellos que había sufrido una parada cardiocirculatoria.

Los servicios de eHealth son muy amplios con tecnología fácilmente accesible, como la consulta telefónica con un profesional de asistencia médica, el dispositivo para alarma personal con botón de pánico, dispensador electrónico de fármacos, medidores para evaluar la tensión arterial, equipos electrocardiográficos para el registro de eventos, monitores de glucosa o el pulsioxímetros para la medición de los niveles de oxígeno de sangre.

Donativos:

Ayúdanos a llevar a cabo nuestros proyectos