Noticias

Los doctores Hilary A. Robbins y Eric A. Engels y colaboradores, de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer, del Instituto Norteamericano del Cáncer (INC) han publicado en el Journal of the National Cancer Institute un importante estudio sobre el riesgo de padecer cáncer por parte de personas infectadas por el VIH. En dicho país, en 2010 de unos 900.000 americanos de los que se sabía que vivían con infección por VIH, 7.760 fueron diagnosticados de cáncer. Comparando con la población sin dicha infección, aquellos tuvieron un mayor número de cánceres. En efecto, se detectó un exceso de 3.920 casos de cáncer de más entre los infectados. Los cánceres en exceso más frecuentes fueron linfoma no Hodgkin (1.440 casos), sarcoma de Kaposi  (910 casos en exceso), cáncer del canal anal (740), y cáncer de pulmón (440).

El linfoma no Hodgkin se relaciona con infecciones por el virus de Epstein-Barr; el herpes-virus o herpes virus humano 8, con el sarcoma de Kaposi y el papiloma virus humano, con el cáncer del canal anal. El exceso de tabaco, con el cáncer de pulmón. Por otra parte, desde un punto de vista general, la inmunosupresión causada por el VIH juega un lugar causal importante en la mayoría de cánceres en exceso de dichos pacientes.

Los infectados por VIH constituyen pues una población de riesgo para padecer determinados cánceres. La prevención pasa por el adecuado tratamiento de la infección por VIH y por la alerta ante posibles manifestaciones tempranas de dichos cánceres. Esta actitud preventiva puede tener un importante impacto positivo disminuyendo los cánceres en exceso. Señalar finalmente que el riesgo que tienen de padecer otros cánceres es similar a la de la población sin infección VIH.

Deja un comentario

Donativos:

Ayúdanos a llevar a cabo nuestros proyectos