SARCOMA DE KAPOSI

EPIDEMIOLOGÍA
Es más frecuente en hombres que mujeres. En pacientes con SIDA es más frecuente entre los 30-40 años.

CAUSAS
Desde 1994 se conoce un virus que puede trasmitirse por contacto sexual o por derivados de la sangre y que es decisivo en la inducción del sarcoma de Kaposi (SK).

MANIFESTACIONES CLÍNICAS
Se manifiesta mediante lesiones en la piel, en forma de placas o nódulos tumorales, de color rosa, rojo o violeta. Puede presentarse edema (hinchazón) de extremidades.
Las lesiones pueden presentarse también en boca, pies, aparato digestivo (bastante frecuentes, puesto que se presentan en la mitad de pacientes), aparato digestivo (pueden llegar a producir obstrucción o hemorragia) y pulmones (se caracteriza por sensación creciente de falta de aire o disnea).

DIAGNÓSTICO
El diagnóstico precisa la biopsia de la lesión o lesiones sospechosas.
Los pacientes se clasifican como de buen pronóstico (SK localizado en piel y o con mínima enfermedad en la boca; poca afectación del sistema inmunitario, estado general conservado, no síntomas de enfermedad) o de mal pronóstico (afectación más extensa -edema, úlcera, afectación importante de la cavidad oral, del intestino); depresión del sistema inmunitario, estado general afectado, síntomas, otros tumores).

TRATAMIENTO
El tratamiento depende de la situación clínica:
*Los enfermos que no presentan síntomas y con lesiones de progreso lento, si bien no precisan de momento tratamiento agresivo, pueden beneficiarse de terapéuticas hoy día en investigación clínica y que van directamente a la causa de la enfermedad. Es decir, contra los virus causales, a favor de estimular un sistema inmunitario correcto u otros medios que intentan detener el proceso de formación del SK.
*Pero algunos de estos pacientes demandan tratamiento directo sobre la enfermedad. Muchos no aceptan ser portadores de SK indolente y esperar los acontecimientos o recibiendo tratamientos bajo investigación. Estos deben recibir terapéutica activa.
*Finalmente, los pacientes en los que el SK presenta síntomas y manifestaciones floridas, deben recibir tratamiento para disminuir la cantidad de enfermedad.
Dentro de los tratamientos efectivos destaca el alfainterferon, diversas pautas quimioterápicas (la más utilizada es la combinación de adriamicina+bleomicina+vincristina) y medicamentos antiretrovirales (medicamentos anti-HIV o virus de la inmunodeficiencia humana).
Estos medicamentos se combinan para aumentar su eficacia.
Un medicamento del que se ha demostrado últimamente su eficacia es el paclitaxel (taxol), que es efectivo tanto en pacientes nunca tratados con quimioterapia como en pacientes resistentes a otras pautas.
La radioterapia se utiliza para disminuir síntomas de la enfermedad o para fines estéticos, puesto que, en ambas situaciones (dolores, hemorragias y obstrucciones), disminuye las masas tumorales del SK. La mayoría de pacientes responden a este tratamiento.

Donativos:

Ayúdanos a llevar a cabo nuestros proyectos