Noticias

Calidad de vida y cáncer

¿Qué es la calidad de vida?

Hemos ido nombrando el concepto de calidad de vida pero es importante desarrollarlo un poco más. La calidad de vida es un concepto subjetivo que tiene que ver con los valores y la percepción del individuo ante la vida. Es un concepto muy importante pues complementa a lo que es la cantidad de vida, para resaltar que no solo la erradicación de la enfermedad física es importante  (aunque sea obviamente el principal) sino que conseguir un bienestar máximo es también crucial y se considera parte de la superación de la enfermedad (cuando es curable) o del confort ante la vida que pueda quedar cuando no es curable.

¿De qué se compone la calidad de vida?

De áreas importantes en la vida de cualquier persona: su bienestar general (incluyendo su estado de ánimo), sus relaciones sociales, familiares y de pareja; su satisfacción laboral, su sexualidad, la calidad del sueño Y su vida de ocio. También se ha añadido el aspecto espiritual, como algo que tiene que ver con el sentido que cada uno da a su vida.

 

¿Qué pasa con la calidad de vida en los mayores?

Ante el cáncer, como se ha dicho antes, la calidad de vida toma más importancia que en ninguna otr a muestra pues es una edad a la que deben valorarse muchos aspectos antes de decidir si un tratamiento es adecuado o vale la pena o no.

¿Qué pasa con la familia?

Numerosos estudios muestran como los familiares tienen una dinámica, a veces, parecida a la que se observa en oncología pediátrica. Hay trabajos que  han filmado entrevistas clínicas donde se muestra que el médico mira más del doble de veces a los familiares del paciente que al paciente mayor. Es loable que la familia participe y de soporte al enfermo y quiera lo mejor para él,
pero, a menos que éste esté deteriorado o imposibilitado desde el punto de vista cognitivo para tomar decisiones, es importante hacerle partícipe de una situación de la que es el protagonista.

¿Qué actitud debe tener la persona mayor ante planteamientos de calidad de vida?

Es importante que los profesionales den un espacio para que los pacientes puedan tener toda la información posible y que esto se de en ambientes relajados para que la persona mayor incorpore la información y pueda decidir siempre de acuerdo a sus valores y preferencias. Conseguir una buena calidad de vida debe ser una reivindicación en los mayores con cáncer, pues, con el alargamiento en la esperanza de vida, aún pueden curarse y conseguir unos años de vida satisfactoria. En este sentido deberíamos romper tabúes como por ejemplo el de la sexualidad en el anciano.

¿Sexualidad, a esas edades?

La sexualidad es algo personal e intransferible en cuanto a la consideración y la satisfacción obtenida. Con demasiada frecuencia los profesionales asumen que la persona mayor no tiene vida sexual activa o esta ya es muy pobre. Por ello suelen ofrecer las opciones terapéuticas en función de esta creencia. Es importante no caer víctima de prejuicios y valorar el conjunto de aquella
persona, con inclusión de su valoración respecto a cada área de la calidad de vida.

Entonces, ¿qué debe hacer el médico?

Es importante poder tener en cuenta varios elementos que son personales del paciente y huir de los prejuicios sobre la edad. Consideremos que una persona cuyo cáncer se pueda detectar a los 65 años, aún puede curarse y gozar de una calidad de vida satisfactoria, incluida su sexualidad y otros aspectos para él importantes. Por ejemplo hay pacientes de estas edades que quieren (tras
una mastectomía) una reconstrucción mamaria. Y cuantas veces la familia se sorprende por esta decisión. Como este hay muchos ejemplos que indican una atención personalizada al anciano con cáncer, que sobretodo, tenga en cuenta su idiosincrasia personal sin el prejuicio de la edad. Sería aconsejable formarse en habilidades de comunicación en el paciente mayor con cáncer, pues algunas investigaciones han demostrado que con ello se pueden conseguir resultados satisfactorios en cuanto a la participación del paciente y a su capacidad de elección del tratamiento.

¿Puede recibir tratamiento psicológico para combatir estos problemas y llevar una vida más satisfactoria tras el cáncer?

El terreno del apoyo psicológico a la persona mayor en general, y con cáncer en especial, está bastante inexplorado. Por suerte cada vez más están en desarrollo protocolos en este sentido, pero con una premisa que debemos tener en cuenta: los tratamientos psicológicos eficaces en personas más jóvenes, no suelen funcionar en la persona mayor. Varios grupos prestigiosos están probando otras formas de terapia que incluyen las características evolutivas de la persona mayor, con cierto éxito. Si bien no debemos encorsetar a la persona mayor en una etiqueta en la que se sumen mil prejuicios ante sus preferencias y comportamientos en salud, tampoco debemos obviar sus características evolutivas y es lógico diseñar planes de tratamiento de acuerdo con ellas. No hacerlo conduce a un excesivo uso de psicofármacos para reducir la depresión sobretodo, y también la ansiedad.

Deja un comentario