Noticias

El impactante relato de Charlotte Coonell

En la página principal de MOVEMBER se recoge el relato de Charlotte Coonell, Mo Sista (es decir, mujer colaborando con los fines de MOVEMBER). Allí ella explica el drama de la enfermedad y muerte de su muy querido padre. En 2007 fue diagnosticado de cáncer de próstata. Era un hombre muy fuerte e increíblemente sano. Se trató con cirugía y hormonas pero en 2012, el cáncer se extendió a los huesos. Y a pulmones.

Fue tratado con quimioterapia. La familia se sintió destrozada. El paciente mantenía un gran optimismo.

Charlotte sentía la necesidad de hacer algo, al ver a un ser tan querido sufriendo. Su padre iba a perder su mostacho por la quimioterapia.

Pero ella podía lucir un mostacho artificial. Y ella se movió con sus amigos para recaudar fondos contra el cáncer de próstata.

Los ocho años desde el diagnóstico han sido los mejores. Mis padres viajaron mucho. El fue abuelo de los hijos de mi hermano. Mi padre y yo hicimos surfing y otros deportes. Disfrutamos de cada momento en familia.

Estuvo bien hasta el final. Entonces fue cuando ya no podía andar porque el tumor había invadido su cráneo y presionado su cerebro. El 20 de Noviembre falleció.

El cáncer de próstata no solamente se llevó a su padre ella sino a su mejor amigo.

Quedó embarazada la semana que perdieron al enfermo. Ella quisiera imaginar a su hijo creciendo en un mundo donde dicho cáncer se curase. En un mundo en el que la manera que su padre hablaba libremente de su enfermedad no fuera única, sino la normal. Si perdió su batalla, pero vivió 8 años gracias a su diagnóstico precoz.

El ha inspirado buena parte de la vida de ella y durante el mes de Noviembre el la inspiró a llevar un mostacho.

FEFOC quiere destacar, de este conmovedor relato, lo siguiente: 1. La imprescindible colaboración de las mujeres en la lucha contra el cáncer de próstata. Precisamente FEFOC pone en marcha este mes su primer grupo de “Mujeres contra el cáncer de próstata””. 2.
El deseo de un mundo para sus hijos en el que no exista o se cure dicha enfermedad. FEFOC añade respetuosamente, a los deseos de curación de Charlotte, el de que sepamos cuanto antes las causas del cáncer de próstata para poder eliminarlo. Curación sí, por supuesto, pero también conocimiento de las causas y su prevención. FEFOC agradece profundamente el impactante y eficaz testimonio de Charlotte Connell.

Deja un comentario