Noticias

Mayo es el mes dedicado a la concienciación del cáncer de vejiga, una ocasión para informar a la población sobre los factores de
riesgo y los síntomas del cáncer de vejiga, con la intención de favorecer el diagnóstico precoz de la enfermedad. ¿Se puede prevenir el cáncer de vejiga? Aunque ciertos factores de riesgo no se pueden evitar (edad, sexo y grupo étnico), es
posible controlar otros:
• No fumar:
Entre un 70 y un 75% de los cánceres de vejiga son causados por el tabaquismo. Las sustancias cancerígenas del tabaco
pasan a la sangre, son filtradas por el riñón y se concentran con la orina en la vejiga.
• Evitar la exposición a sustancias irritantes en el trabajo:
Los trabajadores de industrias de goma, cuero, materiales de imprenta, textiles y pintura, así como peluqueros y
barberos, pueden estar expuestos a productos químicos orgánicos que elevan el riesgo de cáncer de vejiga.
• Beber mucho líquido:
Hidratarse en abundancia, principalmente con agua, puede reducir el riesgo individual del cáncer de vejiga.
• Comer muchas frutas y verduras:
Algunos estudios han sugerido que una alimentación con muchas frutas y vegetales puede ayudar a proteger contra el
cáncer de vejiga.
¿Cómo podemos saber que estamos padeciendo un cáncer de vejiga?
Sangre en orina
La sangre en la orina es el síntoma más común del cáncer de vejiga. Aparece en el 70% de los casos. El color de la orina puede
variar de rojo a rosa pálido en función de la cantidad de sangre que contenga, que es independiente del tamaño del tumor. En
determinados casos, la cantidad de sangre es mínima y no se modifica el color de la orina (microhematuria). En estos casos,
para determinar su existencia es necesario realizar análisis que determinen su presencia.
Dolor o escozor en la orina
El dolor o sensación de quemazón son menos frecuentes que el anterior, aparece en menos de un 20% de los pacientes con
cáncer de vejiga. Tenesmo
El tenesmo hace referencia a la necesidad de orinar sin llegar a conseguirlo y la necesidad de orinar más frecuentemente, algo
que es también característico del cáncer de vejiga.
Obstrucción urinaria
Otros síntomas menos frecuentes son la disminución de la fuerza y flujo de la orina y la obstrucción urinaria.
Es necesario apuntar que estos síntomas también pueden aparecer asociados a enfermedades benignas y que es necesario
acudir al médico en caso de que se aprecie alguno, para realizar las pruebas y obtener un diagnóstico lo antes posible.¿Cuáles es la realidad de los pacientes con cáncer de vejiga?
El cáncer de vejiga se caracteriza por una elevada incidencia y supervivencia, pero también por unos altos ratios de recurrencia,
razón por la cual es uno de los cánceres más costosos de tratar y monitorizar.
Una vez el paciente ya ha sido diagnosticado de cáncer de vejiga, puede permanecer en vigilancia activa o bien seguir un
tratamiento activo (instilaciones por BCG, mitomicina, etc). En cualquier de estos casos, deberá someterse a un seguimiento
mediante cistoscopia y citología (con o sin ecografía) según las guías clínicas vigentes. La cistoscopia es un procedimiento
basado en imagen, de tipo invasivo, ya que implica incomodidad para el paciente y a menudo, complicaciones como puede ser
el sangrado. Sin embargo, existe una alternativa para minimizar el número de cistoscopias: los biomarcadores urinarios. Según las guías
clínicas europeas, se puede ofrecer esta solución a pacientes con tumores de bajo grado que lleven ya 5 años en seguimiento, o
bien en aquellos casos dónde la cistoscopia no es posible o el paciente la rechace.
En este sentido, Palex nos explica que Bladder EpiCheck® es el único biomarcador basado en orina que aporta una información cuantitativa, objetiva,
que está avalado por numerosos estudios prospectivos en más de 2.000 pacientes en seguimiento. Se trata de una solución que
han adoptado algunos hospitales durante la era COVID, dónde el acceso a la cistoscopia estaba limitado, con el objetivo de
reducir el número de cistoscopias e incrementar la calidad de vida de sus pacientes

Deja un comentario