Noticias

Ante los actos que durante el mes de octubre se celebran en todo el mundo en conmemoración de la lucha contra el cáncer de mama, FEFOC, Fundación pionera en esta enfermedad declara que:

  • El cáncer de mama (CM) sigue siendo un gran problema de salud y tiene carácter de epidemia* (en la actualidad se diagnostican alrededor de 1,7 millones de nuevos casos en todo el mundo, con cerca de medio millón de muertes al año, con tendencia al aumento de estas cifras). En efecto, se calcula que hacia el año 2030 se diagnosticaran 2.200.000 mujeres con CM.
  • El cáncer de mama es un tema prioritario de salud y justicia social.
  • Muchas asociaciones de pacientes y voluntarias/os luchan contra esta enfermedad, en una labor admirable, pero muy centrada exclusivamente en la promoción de objetos de color rosa, en campañas de concienciación, en el screening mediante mamografía y en la promoción de objetos de color rosa, reconocido mundialmente como simbólico del CM.
  • En cambio, pese al aumento de incidencia del CM, no se atiende al problema máximo, cual es la ausencia de prevención (ya que no se conocen las causas fundamentales de esta enfermedad) o en todo caso se pone mucho énfasis en los hábitos de vida (dieta, ejercicio, sobrepeso, educación). Pero la lucha por la prevención solo basada en esfuerzos individuales por estilos de vida sanos, no cambian significativamente la epidemia de CM.
  • Si bien en los últimos 30-40 años se ha observado un extraordinario progreso en el diagnóstico precoz del CM, lo que ha repercutido en un mejor tratamiento (al recibir los terapeutas tumores cada vez más pequeños, por tanto, más curables), quedan muchos retos pendientes no solucionados y de gran repercusión sobre las afectadas.
  • Desde el punto de vista físico, no se ha solucionado el tema del linfedema, que aun sufren entre el 17 y el 30 % /según tratamientos) de las afectadas. En el momento del primer diagnóstico no se suele informar sobre el riesgo por lo que su diagnóstico precoz es muy pobre. En su tratamiento observamos grandes disparidades. La Seguridad Social no lo cubre todo totalmente, La mayoría de afectadas acuden a terapias privadas muy caras, que no ello son siempre las más indicadas.
  • Como consecuencia de la quimioterapia muchas afectadas ven afectada su memoria y deteriorada su autoestima, incluso son objeto de frecuentes y pequeñas burlas por parte de sus familiares y amigos. El llamado cerebro químico es una gran amenaza para la calidad de vida de dichas personas.
  • Durante la quimioterapia más del 60% de las afectadas engordan de 6 a 8 kilos de promedio, porque comen en exceso para combatir la angustia que sienten. Sus familiares, basados en antiguos conceptos, las estimulan a comer y a no moverse. Esto repercute también en la autoestima de la mujer.
  • La quimioterapia con derivados de los llamados taxanos produce a muchas afectadas alteraciones en la sensibilidad de manos y pies.
  • Ansiedad, depresión, problemas de relación autoestima y sexuales, son tan comunes como escasos los recursos. Los psico-oncólogos expertos en cáncer de mama escasean en hospitales y en contrapartida aumentan las listas de espera.
  • Los problemas laborales (despidos, contratos no renovados, pocas oportunidades de ascensos), y más en estos tiempos de desempleo, abundan.
  • Las mutuas se ceban con las afectadas, negándoles seguros o limitando sus prestaciones.
  • Algunos son tratamientos excesivos. Se siguen estrategias similares a los de hace 40 años, cuando los tumores eran muchísimo mayores que los actuales y cuando la mayoría de afectadas tenían muchos ganglios afectados. Deben revisarse los tratamientos y adecuarlos a la situación actual. Defendemos la Medicina basada en la evidencia, pero en la justa medida en que sea actualizada.

*EPIDEMIA (definición): Toda enfermedad aguda o crónica, transmisible o no, que de un modo brusco o progresivo, aumenta de un modo notable su incidencia en una población dada.