Noticias

Mamografías en Mujeres de 70

Uno de los programas básicos de FEFOC es el tema del cáncer en los mayores de 65 años. Al respecto venimos trabajando desde el año 1994, cuando publicamos una primera monografía titulada “Oncología en gente de edad avanzada”. Desde entonces hemos realizado muchos trabajos, generalmente en medio de la incomprensión de los posibles esponsors que no acaban de aceptar que este tema va a desbordar todas las previsiones sanitarias a partir del año 2020, tal es el crecimiento de la incidencia de cáncer en este sector de edad. Pero la evidencia se va imponiendo. Así, en 2005, en una reunión celebrada en Barcelona, la IACR, la prestigiosa agencia internacional de Lión (la misma, sí, la misma que acaba de alertar sobre el riesgo del consumo excesivo de carne procesada y de carnes de mamíferos), ya advirtió que la incidencia de cáncer en mayores se duplicaría a partir del año 2020. FEFOC ha realizado 115 conferencias sobre este tema por Cataluña, España y Andorra y ha participado en foros internacionales. Porque, dado el extraordinario aumento de la esperanza de vida de nuestros mayores queda margen para educarles en prevención primaria, en diagnóstico precoz, en los pros y contras de determinados tratamientos agresivos y en el conocimiento de los ensayos clínicos.

Pues bien, uno de los caballos de batalla de nuestras conferencias es el de la realización de mamografías a partir de los 65 años y, en especial, a partir de los 70. Resulta que, por lo menos en Cataluña, las mujeres que estaban participando en campañas de diagnóstico precoz del cáncer de mama, mediante mamografías anuales o bianuales, cuando cumplen los 69 años reciben una carta en la que les anuncian que dejan de formar parte del programa, que ya no serán, por tanto convocadas para la mamografía periódica y que (el subrayado es nuestro) caso de tener algún problema que vayan a su médico o ginecólogo. Hemos preguntado a cientos de mujeres que como interpretaban esta carta: ¡Unanimidad¡ De una manera aplastante la mayoría coinciden en que esto significa que el cáncer de mama ya no va con ellas. ¡Tremendo error ya que la incidencia del cáncer de mama aumenta constantemente con la edad¡ Cuando se dice aquello de que una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida se refiere a las que lleguen o superen los 80 años, porque antes de estas edades el riesgo es mucho menor.

¿Qué aconsejar a las mujeres que se ven expulsadas del Paraíso (¿) de la mamografía periódica? Pues lo que acaba de proponer (20 de Octubre de 2015) la American Cancer Society en sus nuevas recomendaciones sobre el diagnóstico precoz en cáncer de mama:: LAS MUJERES DEBEN CONTINUAR CON LA MAMOGRAFÍA ANUAL O BIANUAL MIENTRAS SU ESTADO GENERAL DE SALUD SEA BUENO Y TENGAN UNA ESPERANZA DE VIDA IGUAL O SUPERIOR A DIEZ AÑOS.

Fefoc suscribe y hace suya esta recomendación. Por ejemplo, una mujer de 75 años con buena salud general tiene una esperanza de vida superior a diez años y debe seguir con las mamografías. Otro día les explicaremos un trabajo que acaba de publicarse que demuestra como la supervivencia de las mujeres que no se realizan mamografías a partir de los 70 años se ve disminuida si desarrollan cáncer de mama mientras que no se afecta aquellas que tuvieron cáncer desama descubierto por mamografía (por tanto, con mucho mejor pronóstico y eficacia del tratamiento).

Apreciado lector: ¡Súmese a nuestro programa “Mayores y cáncer” o “Càncer en la gent gran”! Sus aportaciones, ideas, consejos nos serán de gran utilidad y usted participará en uno de los mayores retos sanitarios.

Deja un comentario

Donativos:

Ayúdanos a llevar a cabo nuestros proyectos